TIPS DE MAQUILLAJE

0
15
El maquillaje ha sido desde siempre una gran herramienta para resaltar nuestra belleza natural. No se trata de crear una máscara sino de resaltar nuestros mejores rasgos.
El primer paso es limpiar el rostro, no apliques ningún tipo de maquillaje sobre una cara llena de impurezas, podrías originar una infección. Aquí te presentamos una fácil rutina de limpieza en sólo 4 pasos:

1. Limpia cuidadosamente tu cara y cuello por la mañana y por la noche, opta por una barra de belleza con ¼ de crema humectante y una rica mezcla de limpiadores suaves.

2. Rocía un tónico facial, elige aquel que vaya mejor con tu tipo de piel.

3. Aplica una crema humectante que nutra e hidrate tu piel.

4. No olvides aplicar un protector solar y un bálsamo para labios, estos productos te protegerán de los daños causados por el sol.

Crear una rutina diaria de maquillaje resulta más sencillo de lo que te imaginas, la clave está en la precisión para aplicar los productos, nunca en la cantidad que aplicas. Un maquillaje diario siempre debe lucir natural, aquí te decimos cómo lograrlo.

Base

Cubre las imperfecciones de tu rostro con corrector beige. Difumina bien con el dedo o una esponja húmeda. Posteriormente, aplica ligeros toques de base. Elige la base en torno a tu tono y tipo de piel. Si tu piel es seca, opta por una base hidratante, si tu problema es la “zona T” elige una base para piel mixta y si es grasa, uno no oleoso o en polvo. Si eres de las afortunadas que poseen una piel normal, tu mejor opción es una base cremosa. Extiéndelo hasta el nacimiento del cabello, cuello y orejas para evitar el efecto máscara. Termina aplicando polvos sueltos para sellar, matizar y asegurar la durabilidad de tu look.

Ojos

Usa sombras de colores neutros como el gris, el café, el negro, el rosa o el beige. Aplica la sombra clara en todo el ojo para iluminar, y deja la oscura para el pliegue del párpado móvil y el borde de las pestañas superiores, así profundizas la mirada naturalmente. Difumina muy bien para que no se marque la línea. Finaliza aplicando capas ligeras de rímel.

Labios

Delinéalos con un lápiz del mismo tono que el labial que vas a aplicar. Para un efecto suave, recurre a colores delicados, opta por una paleta de color que vaya del rosa al café.

Mejillas

El rubor debe ir en armonía sobre todo con el labial. Tus mejores opciones son los tonos durazno, coral o un bronce ligero.

¿Fácil, no? Así que ya no hay pretexto, resalta tu belleza diariamente al mismo tiempo que cuidas de tu piel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here