El Voyerista. Por Alfredo Guzmán.

0
18

¿“Guerrero es una cajita”…?
Está claro que los guerrerenses y los que han escogido este espacio terrenal para vivir, tienen que armarse de muchas cosas, para poder sobrevivir. Nada es regalado. El esfuerzo otorga beneficios. La dejadez, genera vicios.

En medio de una guerra abierta del opio, luego de que el estado es el primer productor de amapola y sus campos son propicios para la siembra y cosecha de mariguana. Y la demanda es muy amplia, surgen benefactores que sin códigos, sin ética y sin nada que los detenga, quieren controlar el traslado de estos estimulantes al mercado de los EEUU principalmente o al mercado interno, como mínimo. Hacen falta acuerdos entre ellos.

Y por eso tantos muertos. Porque es evidente que la mayoría de los muertos, es gente relacionada con ese negocio. Por eso las ejecuciones sangrientas y los cuadros de destazados por todos lados.

Pero es posible que alguno que otro descuartizado, o muerto sea por equivocación o por encargo de sus enemigos. A río revuelto, ganancia de pescadores.

En otro momento el mercado del traslado y venta, estuvo controlado. Hoy, cualquier bandita de tres sujetos, ya quieren aparentar ser Cartel y se arman y andan apantallando. Prevalecerán los más fuertes o los que hagan alianzas con otros más fuertes. Pero también los más inteligentes.

La violencia, lamentablemente llegó para quedarse. Viene desde hace muchos años. Lo que pasa es que ahora sucede algo y de inmediato se conoce. Antes tardábamos en saberlo 24 horas después. Claro que ahora son más y es que el mercado ha crecido.

Mientras esto sucede, las autoridades de gobierno, deben actuar con mejor precisión y estrategias. Deben coordinarse mejor. Para apoyar a quienes no tienen nada que ver con ese negocio, puedan sobrevivir mejor.

El Municipio en la prevención, el Estado en la seguridad pública y en los delitos comunes y la Federación en la investigación y castigo de los delitos del orden federal. Un presidente municipal, poco puede hacer contra una violencia de esta naturaleza. El gobierno estatal igual. Y la Federación, no se da abasto.

La delincuencia organizada creció y se desbocó en los últimos 12 años. Siempre ha existido, pero estaba controlada.

Una opción es legalizar la venta de la amapola y la mariguana. Pero la moral lo impide. Para que ese jugoso negocio, pague impuestos y los beneficiarios sean la sociedad y no sólo unos cuantos.

Mientras eso ocurre, Acapulco y el estado de Guerrero vivirán una serie de eventos, que de ocurrir sin complicaciones, habrá beneficios fiscales y ganancias turísticas para mucha gente.
Hasta el momento, el turismo nacional sigue fiel al estado de Guerrero. Por el contrario, sabedor de que se están matando los mafiosos, no les importa. Vienen se divierten y se van. Los eventos ocurridos en el estado que se relacionan con el turismo, así lo indican. Ha crecido la visita de turistas y se ha estado recuperando la visita de naves de gran calado, que se había perdido. Esto ha sido gracias a la coordinación, municipal de Acapulco y Zihuatanejo, el Gobierno estatal y la Federación.

Se entiende que los tres niveles de gobierno, están haciendo en parte su tarea. Unos más, otros menos.

Las obras que se han estado realizando, impactarán. El Macro túnel, ya casi está. El puente que tumbó Ingrid y Manuel, está terminado. El paso de Cuernavaca, se termina el 15 de marzo.

Todo indica que los eventos que se anuncian, principalmente en Acapulco como la Convención Nacional Bancaria, el Mundial de tiro al blanco, la tirolesa Xtasea, el Tianguis turístico de Acapulco, la Semana Mayor y todo lo que eso significa, sin duda que será positivo.

La semana Santa en Taxco y todos los destinos turísticos de playa, serán beneficiados.
Todo lo anterior, hay que cuidarlo. Todos deben remar en la búsqueda de que salga lo mejor posible.

El municipio de Acapulco, hace su tarea de lo que le corresponde. El gobierno del estado igual. La Federación deberá seguir con sus complejas tareas. Vendrán importantes visitas de todo tipo que tendrán su impacto al momento y en el futuro del estado de Guerrero.

Mi deseo es que sea para bien de todos los guerrerenses. Y que los mañosos, también cuiden su negocio, porque podrían matar de tajo la gallina que les da de comer. Y podrían hasta convertirse en mafiosos marginales, que son los peores.

Hasta los lucradores sociales, deberán comportarse y no bloquear carreteras, porque ya vieron el mensaje que surgió en Iguala, donde sin decoro, ni vergüenza, reclamaban dinero para no bloquear. No son los únicos, pero con éstas lacras nos tocó vivir.

Enhorabuena y que nos vaya bien a todos. Así sea.

Sigan a La Nana Pelucas y a El Sillón Magazine.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here