El tratamiento en la muerte de mujeres. El Voyerista. Por Alfredo Guzmán

0
38

El caso de Leslie Berlín, quien fuera asesinada y apareciera colgada y atada de una cabina de teléfono en las inmediaciones de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en días pasados hizo crisis hasta en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y su titular Rodolfo Ríos Garza cometió una barbaridad al tratar el tema con banalidad y casi culpar a la víctima del crimen, de su muerte.

Está claro que el reclamo que realizan varias mujeres de que se declare la Alerta de Género en lugares donde la violencia contra ellas, ha ido en aumento, tiene que ver en mucho, con el tratamiento que realizan los medios informativos, quienes banalizan los hechos violentos en su contra y tácitamente culpan a las mujeres de la violencia que se ejerce contra ellas.

Pobres medios informativos y pobres periodistas. Deben capacitarse para tratar este tema con respeto a la sociedad.

Sigue a La Diabla Gaitán

Por ello, la alerta de género, establece un protocolo informativo, que deberá regir ante la sucesión de hechos de violencia contra toda mujer.

En la Ciudad de México, eso falló y surgieron los memes, las burlas, las redes sociales hicieron mofa de las autoridades, quienes tuvieron que bajar sus tuits, donde sin decirlo, y quizá en un afán de exculparse, como lo hacen todos los funcionarios machos, que responden más a su moral, que a una obligación ética, de tratar un hecho lamentable y deleznable contra una joven.

El problema de la violencia contra las mujeres es social. La educación que se recibe, tiene que ver con una formación donde la mujer no juega con hombres, o lo hace con un perfil que supone será su marca. Muñecas, vestidos, bien sentada, arreglarse para ser bella para gustar al hombre. Casarse y a la cama, a la cocina y al lavadero.

También puede interesarte:

Exclusiva: Un Presidentito con la Nana Pelucas

Y si se sale del canon, es una puta. Marimacha, desadaptada a la que hay que corregir con violencia. El hombre puede hacer lo que quiera, la niña no.

Creo que a los cambios en la percepción de los hechos violentos y con el entendimiento de que las cosas deben ser tratadas diferentes, es necesario empezar a cambiar actitudes hacia la mujer. O se le respeta o no.

No es moda, pero la discusión de que todos somos iguales, de que las leyes empiezan a cambiar con respecto a la forma de ver y reconocer los matrimonios igualitarios, la sexualidad de las personas diferentes, la libertad de las mujeres al uso de su cuerpo. Apenas empieza a ser un elemento que mucha gente por el peso de las cosas, empieza a reconocer como válido.

Pero hay muchos que morirán condenando a las mujeres, por ser mujeres.

Y también hay que reconocerlo, muchas mujeres morirán, igual condenando a sus compañeras por ser libres.

La moral social, es aniquiladora. Mata a quienes son diferentes. Condena a quienes se atreven a salirse de los cánones establecidos. Culpa a las mujeres por ser mujeres.

¿Quién nos da el derecho de asumir que una mujer que usa minifalda, quiere acostarse con el primero que se encuentre? ¿Qué nos ocurre cuando suponemos que podemos piropear con caballerosidad o con obscenidades a la mujer que pasa caminando a un lado de nosotros?

Un hombre puede caminar por la calle ebrio, pero si una mujer sale de un bar, suponemos que podemos hacer con ella lo que queramos, porque al fin y al cabo es una borracha. Hasta matarla.

La cultura machista, mata.

Soy padre de tres hijas. Dos de ellas tienen tatuajes. ¿Eso las hará putas a los ojos de los demás?

Mi compañera en un acto de libertad, tiene tatuajes igual. ¿Eso la hará menos eficiente y especialista en su cátedra y los alumnos le perderán el respeto por ello?

Me duele la violencia contra las mujeres. Debemos cambiar para mejorar. Gracias.

Regalanos un like en nuestra página.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here