¿El poder en tiempos de la comunicación virtual? El Voyerista. Por Alfredo Guzmán

0
44

La lucha por el poder en tiempos de la comunicación virtual, donde la información, el rumor y la mentira, corren en tiempo real, es a muerte. Las redes sociales se convierten en cajas de resonancia y amenazan convertir a los medios tradicionales, en remedos informativos. Aunque las redes sean simples tribunales morales, donde todo cabe.

Habría que entender, que la violencia se genera por cuestiones políticas y la relacionada con el narco. Ambas aunque crueles, coinciden en no respetar la vida humana.

La violencia verbal que generan los intereses políticos en el estado de Guerrero, indica que hay campaña y prisa, por alcanzar un objetivo, pero la estrategia, está mal planteada. Lo único que tienen claro, quienes generan violencia política, es que calentando el ambiente, podrían obtener algo, pero no saben qué ni cómo. Hay otra violencia, y está relacionada con el narco.

¿Quién está detrás de la violencia contra líderes políticos y sociales? Eso es una tarea de inteligencia informativa y policiaca y serán las autoridades, quienes develen los casos. Es evidente que la lucha por el control de las plazas de venta de drogas en el estado de Guerrero, es encarnizada y simplemente hay que reconocer que ha alcanzado niveles muy altos.

TAMBIEN PUEDE GUSTARTE:

“No andaba muerto, andaba de parranda” llamada telefónica con Ruben Figueroa Smutny

¿Cuál es el propósito de esta campaña? Debilitar la imagen del gobernante Héctor Astudillo Flores, y la estrategia hasta el momento ha sido fallida, desde el proceso electoral en donde el actual gobernante ganó. Los resultados de la campaña negativa promovida por los críticos del gobernador, no son los deseados por sus promotores. El capital político del gobernante, aún tiene poder y presencia y eso ha generado molestia en los contrincantes.

No es posible relacionar a los contrincantes y promotores de campañas de desprestigio hacia Héctor Astudillo Flores, con las muertes recientes. Aunque hay quien piensa mal y puede acertar.

Lo cierto es que los presidentes municipales de los municipios más importantes, han encontrado que una relación tirante con el Ejecutivo estatal, les genera mayores problemas. Un ejemplo es Acapulco, con Evodio Velázquez Aguirre. Quien ha logrado caminar junto al gobierno del estado, y esa cercanía le ha significado que la misma federación y el estado, fomenten acciones y obras. Pero hay intereses por dinamitar esa relación, desde hace tiempo.

A diferencia del pasado reciente, el actual gobierno funciona en todas sus áreas. La violencia que ocurre, es la misma que surgió desde que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) inició a ser gobierno. Y nos dejó un estado de cosas caótico, derivado del asunto de Ayotzinapa y la lucha por el control del trasiego y venta de drogas.

Ante este panorama, las muertes de personajes políticos, afecta la estabilidad social. Pero no es gritando, como se pueden resolver estas situaciones. Tampoco solicitando al Ejecutivo estatal la destitución de funcionarios. Sino cerrando filas en todos los sentidos y coadyuvar en función de evitar que haya más afectaciones sociales.

Hay dolor y es entendible. El actual gobierno, tiene un signo político y los contrincantes, habrán de presionar en busca de sus propios intereses, buscando, lamentablemente, trabajar políticamente para el futuro.

Lo más viable es cerrar filas, no en torno al gobernador actual, sino en torno a la búsqueda de un mejor futuro, para todos los guerrerenses. La división no ayuda a nadie. Divididos, somos menos.

Divididos, somos más frágiles.
En este momento, quien puede ser balanza de equilibrio, sería el Congreso de Guerrero, cuyos diputados y representantes sociales tienen la posibilidad de conciliar intereses sociales de todos. Un llamado a la conciliación, ayudaría. Un llamado a cuentas al Fiscal, también. Es un poder independiente y el Fiscal, no depende del Ejecutivo, sino más bien, quien puede ejercer presión, para que se logren objetivos de eficiencia, serían los diputados. Y entre los diputados hay ideas.

Aclarado lo anterior, el estado de Guerrero, y sus diferentes niveles de poder funcionan, pero es posible hacer que funcionen mejor. Y si hay participación social, sería mejor. Gracias.

SI TE GUSTO REGALANOS UN LIKE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here