Piernas: menos centímetros, más firmeza

0
29

Reducir el contorno de las piernas es uno de los más grandes desafíos al que nos enfrentamos las mujeres. ¡Hasta nuestras hormonas nos juegan en contra en esta partida! En esta nota te contamos todo lo que necesitás saber para lograrlo.

Mientras a ellos los kilos de más se les depositan en la zona abdominal, a nosotras se nos reparten a lo largo de las piernas, aunque concentrándose mayormente alrededor de las caderas, dando origen al famoso “pantalón de montar”. Y por más gym o dieta que podamos hacer, hay excesos que siguen eternamente ahí, inmóviles.

Por suerte, como anuncia el dicho popular “nada es para siempre”: existen tratamientos localizados que logran combatirlos, obteniendo un resultado victorioso. Eso sí, enfrentémoslo, todavía no se inventó la máquina de los milagros, ninguna terapia estética será lo suficientemente eficiente si la base de nuestra alimentación son los hidratos y las grasas, o si nuestra gimnasia diaria consiste en correr media cuadra para alcanzar el  colectivo y llegar a horario al trabajo.

 [youtube http://www.youtube.com/watch?v=al1gdJ2-k0A]

Sin embargo, hay que tener en cuenta que si bien reducir la adiposidad localizada no es nada fácil, tampoco es imposible, los tratamientos estéticos son una opción complementaria a los cuidados que deben realizarse a diario en casa.

MALA SANGRE. En las mujeres las piernas se hinchan con frecuencia (más en verano, especialmente los días de mucha humedad). Dicha hinchazón puede deberse a varios motivos, encabezados por una mala circulación de la sangre, que además produce pesadez; también a la retención de líquidos, conocida como hidropesía o edema (que generalmente se produce en la etapa previa a la menstruación). Otros motivos se relacionan con la cantidad de tiempo que pases estando de pie; algunos trastornos leves de riñón o simplemente que no bebes suficiente agua durante el día (puede producir que acumules más líquidos en tu cuerpo al no eliminar suficientes toxinas); que consumas demasiada sal; las píldoras anticonceptivas o el embarazo. Estos problemas son fáciles de controlar, siguiendo estos tips:

  • Recuestate elevando las piernas durante al menos unos minutos, todos los días al llegar a tu casa.
  • Si trabajas de pie, haz ejercicios para las piernas durante tu jornada, como por ejemplo, parate en puntitas, elevando y bajando las pantorrillas por lo menos 10 veces, o flexiona los pies como si fueras a agarrar un objeto con ellos.
  • Reduce el consumo de sal, no sólo será positivo para eliminar la retención de líquido sino que además beneficiará tu salud en general.
  • Aumenta el consumo de agua, 2 litros al día.
  • Usa calzado cómodo, ni muy plano, ni con mucho tacón (entre 2 y 3 cm es la medida ideal).

SE EMPIEZA POR CASA.

Es imprescindible comenzar con una serie de cuidados desde tu casa, “una buena alimentación a base de proteínas que proveen energía y ayudan a modelarlos músculos sin acumular grasa, es lo principal”, comenta el Dr. Fuks y asegura que además el organismo gasta más calorías procesándolas. “Las verduras aportan muy pocas calorías y grasas, otorgan gran porcentaje de agua y además ayudan a prevenir la retención de líquido que genera hinchazón y adiposidad en la zona de piernas y muslos. Es muy importante evitar las frituras, los dulces en exceso, el alcohol y el cigarrillo. Si bien éstos pueden ser un permitido en cualquier dieta, es aconsejable reducir su consumo y aprender a reemplazarlos por otras cosas”, agrega el especialista.

Para ayudar a reducir las piernas es necesario que la alimentación diaria se componga principalmente de proteínas y verduras, pero también es determinante moverse, aunque sea con algunos ejercicios caseros. Lo mejor es practicar ejercicio todos los días, en lapsos cortos de tiempo, no más de 30 minutos, o bien tres veces por semana en períodos más largos (una hora). Uno de los ejercicios más recomendados para adelgazar las piernas es la caminata, no se recomienda correr o ningún tipo de deporte de impacto ya que perjudican la retención y la formación de adiposidad. Realizar caminatas rápidas todos los días durante 30 minutos es la gimnasia ideal.

También puede complementarse con ejercicios localizados como sentadillas y estocadas, o el deporte que más te agrade practicar y, por supuesto, tratamientos estéticos. Dentro de las prácticas no invasivas hay infinidad de máquinas y combinaciones que logran resultados muy buenos. A continuación te contamos cuáles son las más eficientes, según la intensidad de tu problema.

TRATAMIENTO INTENSIVO.

Indicado para pacientes con problemas severos.

Eshape.  Mejora la circulación/nutrición de las articulaciones, disminuye la inflamación, mejora el estado de relajación y el sueño, y alivia el dolor y la rigidez muscular. Por último, Ultratone es electroestimulación corporal para tratar la flaccidez.

Shock reductor. En sólo un mes y medio podés obtener resultados excelentes. Consiste en 12 sesiones de Smoothshapes (2 veces por semana) en las zonas afectadas, combinadas con Accent Ultra (1 vez por semana), ultracavitación y radiofrecuencia, más un drenaje linfático luego de cada tratamiento y una rutina personalizada de ejercicios especiales para piernas 3 veces por semana.

Sigueme en mi Fanpage La Nana Pelucas y sigue a El Sillón

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here